Hotel Rural en León

La Bolera

Facebook La Bolera twitter La Bolera Google plus la bolera

Qué setas podemos encontrar en León

Otoño es el mes de las setas. Como, además, la estación ha tardado un poco más de lo habitual en entrar, estamos ante el mejor momento para encontrar setas en León.

Una de las actividades al aire libre que se puede hacer durante esta época es precisamente esta. Sin duda, los amantes de la naturaleza deberían probarlo. Los bosques de León se llenan de colores increíbles. Los árboles y arbustos se tiñen de marrones, rojos, amarillos, ocres... que dejan una aspecto único en la naturaleza. Sin duda, uno de los mejores momentos del año para disfrutar de paisaje de León.

Perderte por los prados de León, disfrutando de ese espectáculo visual merece mucho la pena. Pero, además, es el momento de adentrarte en el mundo de la recolección de hongos y setas de León. Si bien es cierto hay que tener cuidado con las setas. Algunas de ellas son venenosas y no se pueden comer. Pero conociéndolas o consultando a expertos ir a buscar setas en León es una actividad relajante y muy bonita.

Variedades de setas en León

En los montes y campos de León es posible encontrar setas muy sabrosas. Los guías o expertos pueden ayudarte a encontrar las más desconocidas. Otras, seguro que te son fáciles de reconocer. Vamos a ver cuáles son las variedades más abundantes e importantes.

  • Boletus. Archiconocida pero increíblemente exquisita. Es una de las más famosas y abundantes. existen varias variedades porque hay a lo largo del año, aunque en otoño con más presencia que nunca. La edulis es la más conocida, pero también hay luteus, bovini, pinícola, etc.
  • Níscalo. Muy común y muy ácil de reconocer. También se le conoce como revollón o rovellón. Se ecnuentar ebn los  bosques de tejos, abetos o coníferas y tiene un color anaranjado inconfundible. 
  • La seta de cardo. Se encuentra en los bordes de de los caminos o senderos. Es blanca y compacta. Muy fácil de encontrar porque es muy típica en la gastronomía. Se encuentra hasta el invierno porque soporta muy bien la humedad y el frío.
  • Senderuela. También se el llama seta de corro, senderina o carretilla. Se las reconoce rápido porque salen en filas, que se les llama "corro de brujas".
  • Seta de pie azul. Muy frecuente en la montaña norte leonesa. Muy sencilla de localizar por este color tan característico. azulado más o menos intenso.
  • La seta de pie violeta tiene posee el pie de color violeta y el sombrerillo es gris.

Un poco más raras

  • Seta de San Jorge. las que se sitúan más al norte, limítrofe con Asturias. Se le conoce también como seta de primavera porque tiene la peculiaridad de salir por San Jorge, el 23 de abril. Aunque, por supuesto, también en otoño.
  • La seta parasol. Empieza como un mazo pero acaba siendo, como su nombre indica, como un parasol o sombrilla. Es común en prados y brezales. es muy versátil en la cocina.
  • Barbuda. Los expertos dicen que es la que tiene un sabor más delicado. Su gran calidad hacen que sea difícil de encontrar.

Ante cualquier duda, como hemos comentado consulta a expertos. Incluso, hay aplicaciones como esta, que te facilitan la vida y te dicen las que son comestibles y las que no.  ¿A qué esperas para empezar a encontrar setas en León?

No hay comentarios

Leave a Reply